0

Nos hemos acostumbrado a vivir en condición de estrés y de cansancio sin detenernos a cuestionar nuestra calidad de vida. La creencias de la sociedad nos mantienen “cómodos” dentro de esta incomodidad alimentándonos ideas sobre “la vida es dura” “al que madruga Dios lo ayuda” , “hay que trabajar muy duro para lograr algo” etc, etc. 

Como explico en mis talleres sobre gestión emocional, el primer paso para romper estas barreras es cuestionarlas pues al verlas reales se materializan.

 

No me excluyo de la población que vivimos  bajo estas circunstancias. Por muchos años sentí que si no estaba acelerada, estresada y corriendo no estaba siendo útil. Esto me mantenía en un estado de estrés constante sin importar si estaba ocupada en algún oficio o no. Por años pensé y viví acorde a esta creencia. Sentía que tenia un hueco en el estomago y una constante sensación de insatisfacción me acompañaba. Obviamente esta percepción se proyectaba en la intolerancia en diferentes situaciones de mi vida. Imagínense como es esa experiencia constante día a día en mi cuerpo?

El estrés requiere de nuestro cuerpo la segregación de cortisol.  Cuando estamos viviendo una situación de estrés, el mensaje que llega al cerebro es que estamos en una  situación de supervivencia: El cerebro responde acorde a la necesidad y segrega las hormonas necesaria para poder solucionar la situación. Hasta aquí todo esta bien… el problema esta cuando esta experiencia se extiende en el tiempo. Nuestro sistema no esta diseñado para manejar estos estados de estrés por tiempos prolongados.

 

Somos cuerpos energéticos. Nuestra fuente de sustento es la energía y como tal esta se gasta y se recupera. Cuando estamos experimentando emociones, estas usan la energía disponible para hacernos mover hacia donde ella indique. La raíz de emociones es “emovere” que significa moverse. La emociones nos mueven , y esto implica un gasto de energía determinado, dependiendo del tipo de emoción. 

Si son emociones que provienen del estrés(angustia, ansiedad, tristeza, frustración), van a utilizar muchisima energía para poder sostenerlas, ya que son emociones que implican supervivencia.

 

Cuando aplicamos las técnicas de HeartMath y entramos en coherencia

1
Hola ¿En qué te puedo ayudar?
Powered by